dijous, 11 de febrer de 2021

ELECCIONES AUTONÓMICAS EN CATALUÑA: ABSTENCIÓN


Elecciones autonómicas en Cataluña, febrero 2021: abstención

Las elecciones llamadas democráticas nunca facilitan la elección de verdaderos representantes ni la formación de verdaderos gobiernos. En el caso de la España actual, la legislación electoral las convierte en un espectáculo caro e innecesario, en el cual los partidos políticos del régimen sólo deciden la porción de poder que cada uno de ellos disfruta. Dentro de España, en Cataluña esos vicios se han llevado al paroxismo. El afán totalitario de un separatismo grotesco ha encontrado perfecto encaje en el régimen constitucional de 1978, protector de todas las disfunciones.

A las elecciones autonómicas convocadas, desconvocadas y reconvocadas en Cataluña para el domingo 14 de febrero de 2021 no concurre ninguna candidatura a la cual un catalán, español y cristiano pueda otorgar el voto. Procede, pues, la abstención.

Comunión Tradicionalista del Principado de Cataluña
Barcelona, febrero 2021.


Eleccions autonòmiques a Catalunya, febrer de 2021: abstenció

Les anomenades eleccions democràtiques mai han facilitat l’elecció de vers representants del poble ni la formació de governs veritables. La legislació electoral vigent a Espanya a dia d’avui les converteix, les susdites eleccions, en un espectacle car endemés d’innecessari, puix que els partits polítics del règim les empren solament per decidir quina porció de poder ha de gaudir cadascun d’ells. Aquest vici lamentable, comportat per les eleccions, s’ha dut al paroxisme a Catalunya més que en qualsevulla altra regió d’Espanya. La propensió al totalitarisme del separatisme més estrafolari ha tingut perfecta cabuda en el règim constitucional de 1978, protector de tota mena de malvestats.

A les properes eleccions autonòmiques del 14 de febrer convocades, desconvocades i convocades de nou a Catalunya, no s’hi presenta, doncs, ni una sola candidatura a la que pugui donar el seu vot cap català, espanyol i cristià. S’imposa, en conseqüència, l’abstenció.

Comunió Tradicionalista del Principat de Catalunya
Barcelona, febrer de 2021.




Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón
Comunión Tradicionalista

dimecres, 9 de setembre de 2020

A PROPÓSITO DE FEDERICO MISTRAL


Hemos creído justo y conveniente realizar desde este modesto cuaderno de bitácora un pequeño homenaje a aquel gran hombre que fue Federico (Frederic) Mistral, el insigne vate provenzal, restaurador de la noble lengua de oc y de lo más granado de la antigua poesía trovadoresca.

Nació nuestro poeta el 8 de septiembre de 1830 en el pueblo de Malhana (Maillane, en lengua francesa), sito entre Aviñón y Marsella, y murió el 25 de marzo de 1914, fue honrado con el Premio Nobel de Literatura en 1904, como reconocimiento de la obra de su vida. Desde su más tierna infancia se nutrió de la lengua provenzal, que a la sazón todavía se hablaba extensamente en el sur de Francia. Aprendió el francés en la escuela; terminado el bachillerato, estudió derecho en Aix en Provenza, para después regresar a su tierra natal.

Durante sus estudios no solo no descuidó el cultivo de su lengua materna, sino que vio en ella un remedio contra la creciente impiedad y decadencia de la cultura y literatura moderna, en particular la francesa, corrompida sobremanera por el liberalismo: en efecto, se trataba de combatir los efectos nefastos de la inmoralidad revolucionaria con la savia nueva de las letras provenzales renacidas y purificadas de cuanto malo pudiera haber en la poesía de la época de los trovadores.

Fundó en 1854 en compañía de otros seis poetas provenzales el Felibrige (lo Felibritge), asociación literaria para la restauración de la lengua de oc, cuyos miembros se apellidaban los felibres, quienes aunando al ingenio y numen poético un amor infatigable por Dios y la Patria, llevaron la musical lengua de oc a las más altas cimas de la poesía épica y lírica, muestra de que solo los eternos principios de la religión verdadera, fecundando cuanto muerto parece, son capaces de producir grandes obras de las cenizas de lo que parecía destinado al polvo del olvido.

Bien pronto se establecieron lazos de hermandad entre los felibres y el renacimiento de la literatura catalana del s. XIX (que también empezó por restablecer los géneros literarios trovadorescos), muchos de cuyos promotores estaban animados del mismo espíritu que Mistral (como el sacerdote D. Jacinto Verdaguer), a la vez que otros así en los felibres como en los literatos catalanes, y de manera singularmente grave, acabaron degradándose en el nacionalismo liberal, urdido por la Masonería. El fundador de los felibres, empero, siempre rechazó la desviación revolucionaria, recordando que el mejor modo de amar a Francia, la verdadera, la hija de los Capetos y madre de San Luis, era precisamente dar lustre a las tradiciones de los pueblos de la Provenza, aunados por voluntad de la Providencia bajo el cetro de la monarquía francesa.

Fruto de dicha hermandad, histórica por lo demás entre el Principado de Cataluña y las tierras provenzales, es el prólogo que Mistral escribió en su lengua a La Atlántida de Verdaguer, la gran epopeya que narra el nacimiento de España, como destinada por la Providencia a la conquista y evangelización de América.

Muestra del tradicionalismo de Mistral la constituye el testimonio de varios de quienes lo conocieron o han estudiado a fondo su obra. El propio Maurras llegó a escribir: «Mientras que él [Mistral] confiaba sus justas quejas, objeciones y escrúpulos a sus amigos catalanes, se sentía llevado, por la mente y por el corazón al otro extremo de la política española, al lado de los carlistas que, autonomistas, descentralizadores y federalistas como los catalanes, querían y exigían, por encima de la silueta del rey-reinante, el rey-gobernante, el rey neto, y, como ellos añadían, un César con fueros

También decía de él Alfonso Daudet, citado por Jean Ousset en un memorable artículo, intitulado Patria Nación Estado, publicado en Verbo tiempo atrás:

«Mientras Mistral me decía sus versos en esta bella lengua, latina en más de sus tres cuartas partes, que antaño hablaron las reinas y hoy sólo comprenden nuestros pastores, yo admiraba interiormente a este hombre, y al pensar en el estado de ruina en que encontró a su lengua materna y lo que él ha hecho de ella, me figuraba a uno de esos viejos palacios de los príncipes de Baux, como los vemos en los Alpilles: sin techos, sin balaustradas en las escalinatas, sin cristales en las ventanas...» El patrimonio está puesto en pública subasta, dispersado, despreciado. Los herederos lo pisotean sin apreciarlo, prestos a abandonarlo. Pero he aquí que un buen día uno de sus hijos se enamora profundamente de estas grandes cosas y se indigna al verlas profanadas. «Rápidamente expulsa al ganado del patio principal...»

¡Cuán espléndido ejemplo para los tiempos actuales! A la Revolución no basta combatirla sólo oponiéndole de palabra la verdad, y ello en tanto en cuanto no canse ni fatigue; es preciso luchar enfrentando las verdaderas artes, la verdadera poesía y la verdadera música contra las artes, letras y música emponzoñada del liberalismo, para lo cual, tarea ardua y difícil, hay que llegar a amar las tradiciones patrias como cosa propia, precisamente por ser de la propia patria (como muy bien explicara Rafael Gambra en El silencio de Dios), trabajar para embellecerlas, por manera que la lucha por la Causa de Dios lo sea de manera patente la del Bien, la Verdad, y la Belleza.

No nos resistimos a terminar este modesto homenaje a Mistral, hecho por unos catalanes, pues, como ya dijera Francisco Elías de Tejada es Cataluña la heredera espiritual de la Provenza, hispana en su origen, sin citar un curioso pasaje del poema Nerto, novela en verso compuesta por Mistral en la que se describe la lucha entre los esfuerzos por la santidad y la virtud de una joven noble de la Provenza, en tiempos del papado de Aviñón, contra las distintas asechanzas del diablo (o Maestro Mosca, como lo llama Mistral); novela breve, llena de excelentes imágenes y mejores versos. El pasaje en cuestión, perteneciente al prólogo, lo creemos sumamente adecuado para los tiempos que corren, en los que con el espantajo de un virus y el culto materialista a la salud, la Masonería, y sus amos, están forzando al mundo a entrar aún más si cabe en su Nuevo Orden Mundial, justo castigo, permitido por la Providencia, por el abandono de la Verdad. ¿Por ventura no escribió ya Mistral en su tiempo que llegaría el día en que veríamos a la humanidad futura dominando a su gusto al mundo natural, mientras que Dios se retiraba paso a paso ante el hombre soberano?

 

Crèire, coundus à la victori.                Creer conduce a la victoria.
Douta, vaqui l’endourmitòri    
            Dudar, ahí está la adormidera,
E la pouisoun dins lou barriéu    
         el veneno esta en el barril,
E la lachusclo dins lou riéu.    
             el verbasco en el río.
Un cop que l’aigo es enchusclado,    
    Cuando el agua esta envarbascada,
Lou pèis se pren à garbelado,    
           el pez se coge a cestas,
E, quand lou pople a perdu fe,    
          cuando el pueblo ha perdido la fe,
L'infèr abrivo si boufet.    
                    el infierno aviva sus llamas.             

M'anas crida, d'eici lou vese,                Vais a gritarme, lo veo desde aquí,
Que de la sciènci lou lavese                   que
el barreño de la ciencia
A bugada tout lou curun                      
ha limpiado toda la escoria
E tout lou lais dóu vièi ferun.                
y el fango del salvaje de antaño.
Me dirés pièi que la lumièro,                
Me diréis después que la luz,
De si clapas, de si ramiero                   
de sus pedregales, de sus ramajes
A descasa li Matagot...                        
ha expulsado los duendes...
Eh! pàuri nèsci! mai Gringot,              
¡Ay! ¡Pobres necios! ¡Pero el Maligno
Au ped de l’Aubre de la Sciènci,          
al pie del Árbol de la Ciencia,
Nous esperavo emé paciènci                 
nos esperaba con paciencia
Despièi Adam! Pensas-ié bèn:              
desde Adán! Pensadlo bien:
Es lou cabiscòu di sabènt.                    
es el cabecilla de los sabios.

Basto, d'espeirega la draio                      En suma, despedregar el camino
Ounte, doulènt, l’ome varaio,                
  donde, doliente, el hombre vacila,
De plus manja lou pan tant brun            
no comer el pan tan negro
E de sourti dóu mascarun,                     
y salir de la negrura del carbón,
Dóu pequinage e dóu mau-viéure,          
de la miseria y del mal vivir,
Açò, segur, es un deliéure.                     
esto, a buen seguro, es una liberación.
Mai es pas tout: coume disié                  
Pero no lo es todo: como decía
Un sage rèi moun davancié,                   
un sabio rey mi antecesor,
Tant que veirai la creaturo,                    
mientras que haya criatura,
Pèr uno lèi de sa naturo,                        
por una ley de su naturaleza,
Naisse, trachi, pièi toumba flour,           
nacer, crecer, después caer la flor,
E pièi mouri dins la malour,                  
después morir en el dolor,
Iéu vers plus auto deliéuranço                
yo, a redención más alta
Enaurarai moun esperanço,                    
elevaré mi esperanza,
Car d'eiçavau la verita                            
pues aquí abajo, la verdad
Es que tout n'es que vanita.                   
es que no hay mas que vanidad.

 



dissabte, 4 d’abril de 2020

Lecturas antiliberales

En estos días de confinamiento por el estado de alarma necesario para contener la epidemia que aflige nuestra patria, causada por la inacción e incompetencia criminal del desgobierno frentepopulista que sufre España, preséntase una buena ocasión para retomar o emprender lecturas que permitan formar la mente y aprestar al espíritu para el buen combate de la fe, contra el liberalismo y el mundo moderno. Quisiéramos, pues, desde este modesto cuaderno de bitácora recomendar a cuantos nos leyeren, la lectura de dos obras poco conocidas, pero de gran interés en los tiempos que corren, ya que son un buen antídoto contra el pernicioso veneno de la hidra liberal.

La primera de ellas es el volumen intitulado Ética del Curso de filosofía elemental de D. Jaime Balmes. Aunque su autor no sea tenido hoy día por el primero de los filósofos católicos, sus escritos tienen una cualidad que los hace interesantes, a saber, su carácter apologético y altamente didáctico, unido a un estilo conciso y sencillo de entender. Ya no basta en nuestros tiempos conocer la verdadera doctrina, sino que resulta preciso conocer las razones que así la sustentan como la defienden contra los desvaríos del error. En algo más de cien páginas se exponen y fundamentan contra la filosofía moderna los principios de la filosofía moral y política católica, por manera que cualquiera que no la conozca (enteramente o en parte) pueda alcanzar un conocimiento de ella general y exacto, a guisa de introducción a estudios más profundos o a manera de arma para el combate.

La segunda obra que presentamos a nuestros lectores es la Historia del catolicismo liberal y del catolicismo social en Francia desde el Concilio Vaticano I hasta el ascenso de Benedicto XV (1870-1914) del sacerdote francés Emmanuel Barbier, compuesta por seis volúmenes, que se pueden descargar gratuitamente desde la página de la Biblioteca nacional de Francia (no nos consta que se haya traducido al español).

Se cuenta que el arzobispo francés D. Marcel Lefebvre dijo al final de sus días que, solo con haber leído esta obra en los primeros años de su carrera, hubiera imprimido una orientación muy distinta a sus seminarios; como queriendo decir que les hubiese dado un carácter aun más combativo y militantemente antiliberal del que ya tenían. Sea lo que fuere de dichos seminarios, la anécdota muestra que para luchar contra el liberalismo no basta conocer en abstracto su ideología, sino que es necesario haberse impregnado completamente de la doctrina católica, de la verdad en suma, y conocer con profundidad los hechos de aquel para alcanzar a penetrar debidamente su perversidad intrínseca.

¿Cuántos son los que en nuestro tiempo comprenderían con facilidad aquella frase del Manifiesto de los Persas, en la que le dicen los diputados de las cortes legítimas al Rey:  Algunos atribuían absolutamente la soberanía la Nación, sin reparar en el absurdo político que encerraba esta pretensión; y ello de manera clara, natural e inmediata? La falta de dicha claridad y presteza en el rechazo del liberalismo al no poder remediarse con la frecuentación y comercio de una sociedad espiritualmente sana, como sucede hoy, resulta imprescindible el trato con los buenos autores que se distinguieron en su oposición al liberalismo en todas sus clases y extensión. Creemos que la obra de D. Emmanuel Barbier y la Ética de D. Jaime Balmes se incluyen dentro de las que merecen el esfuerzo de ser leídas y estudiadas con detenimiento.




ENLACES DE DESCARGA DE LAS OBRAS


Balmes, Jaime; Ética (tercera parte del Curso de filosofía elemental).
 
El primer enlace conduce a una edición de 1872 del Curso de filosofía elemental completo, de la que hemos extraído la parte dedicada a la Ética y la sección correspondiente del índice.

Este segundo enlace conduce a una transcripción reciente del libro, de presentación agradable, pero sin índice.




Barbier, Fr. Emmanuel; Historie du catholicisme libéral et du catholicisme social en France: du Concile Vatican à l'avènement de S.S. Benoît XV (1870-1914).
 
Tome 1: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6580812k
Tome 2: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k65826113
Tome 3: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6582633p
Tome 4: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k65826180
Tome 5: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6582977w
Table analytique: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k65810925





diumenge, 1 de març de 2020

Crónica de la sesión del 22 de febrero de 2019

Tuvo lugar en la Ciudad Condal, el sábado 22 de febrero, una nueva reunión del Círculo Tradicionalista Ramón Parés y Vilasau. Pasadas las fechas Navideñas y a las puertas de la Cuaresma, celebramos una amigable y fructífera sesión en cuya primera parte se constataron las grandes dificultades que halla el verdadero Carlismo en el otrora tan tradicionalista Principado de Cataluña, y que nuestros miembros han encontrado en la búsqueda de medios para la defensa del Carlismo en su ambientes habituales; mas precisamente por ello se hace cada día más necesaria la labor de la Comunión Tradicionalista en él.

En la segunda parte de la reunión se dio principio a la lectura y estudio del excelente libro de D. José Miguel Gambra, recientemente publicado bajo el título de La sociedad tradicional y sus enemigos, que proveerá de imprescindibles armas para el combate doctrinale de ahora en adelante a todos cuantos asistan a las futuras sesiones.

Sigan atentos nuestros lectores, y todos aquellos interesados en la actividad del Carlismo en el Principado de Cataluña, las noticias que aparezcan en este boletín de los próximos actos convocados por el Círculo Tradicionalista Ramón Parés y Vilasau.

dimarts, 24 de desembre de 2019

Crónica de la sesión del 14 de diciembre de 2019

Se ha celebrado recientemente, el pasado sábado 14 de diciembre, en la Ciudad Condal una nueva sesión del Círculo Tradicionalista Ramón Parés y Vilasau en la que hemos tenido el honor de dar la bienvenida a nuevos miembros, carlistas de antigua progenie, cuya firmeza en la defensa de los principios de la Causa (y, nótese bien, decimos principios, que no valores) ha resultado un ejemplo edificante para todos los asistentes.

La reunión transcurrió en medio de una gran amenidad y con gran interés de los participantes. Se presentó el círculo a los nuevos asistentes, se les expuso la historia reciente del Carlismo, a fin de poner de manifiesto la gran firmeza de S.A.R. Don Sixto Enrique, el Abanderado de la Tradición, en la defensa de la Causa y sin cuyo mando muy aciaga sería la suerte de los combatientes por Dios, la Patria y el Rey en la hora presente. Quedó clara también la necesidad imperiosa de la Comunión Tradicionalista en el día de hoy, así como la de su labor que para la difusión de la tradición realiza día a día.

A continuación se trató de las distintas acciones que resultaría factible llevar a cabo en los próximos meses para la difusión del pensamiento tradicional, elemento indispensable al que es preciso atender indefectiblemente, pues, antes de aprestar a los carlistas para el combate, ya sea en la paz ya sea en la guerra, ha de haber carlistas bien dispuestos. De todo ello se darán más noticias en las próximas sesiones. Por ahora se puede dar por emprendida una modesta labor editorial a fin de poner al alcance del gran público los libros indispensables para el conocimiento del Carlismo.

Finalmente, no quisiéramos terminar sin antes someter a la consideración de los lectores un breve pasaje de Balmes, tomado del capítulo XXX de El Protestantismo comparado con el Catolicismo, en donde se contienen observaciones sobremanera atinadas acerca de la necesidad de las instituciones y la fidelidad a ellas para la defensa fe, que muy bien pueden aplicarse al caso que nos ocupa, esto es, la Comunión Tradicionalista.

Conviene observar que por más poderosa que sea la fuerza de las ideas, tienen sin embargo una existencia precaria hasta que han llegado a realizarse, haciéndose sensibles, por decirlo así, en alguna institución, que al paso que reciba de ellas la vida y la dirección de su movimiento, les sirva á su vez de resguardo contra los ataques de otras ideas o intereses. El hombre está formado de cuerpo y alma, el mundo entero es un complexo de seres espirituales y corporales, un conjunto de relaciones morales y físicas; y así es que una idea , aun la mas grande y elevada, si no tiene una expresión sensible, un órgano por donde pueda hacerse oír y respetar, comienza por ser olvidada, queda confundida y ahogada en medio del mundo, y al cabo viene a desaparecer del todo. Por esta causa, toda idea que quiere obrar sobre la sociedad, que pretende asegurarse un porvenir, tiende por necesidad á crear una institución que la represente, que sea su personificación: no se contenta con dirigirse á los entendimientos descendiendo así al terreno de la práctica solo por medios indirectos, sino que se empeña además en pedir a la materia sus formas, para estar de bulto a los ojos de la humanidad.

diumenge, 17 de novembre de 2019

REUNIÓN ORGANIZATIVA


Este pasado sábado, día 16 de noviembre, en la Ciudad Condal, en medio de la gran agitación pública con que la hidra liberal (en sus varias cabezas separatistas, centralistas, vaticanosegundistas, y otros abortos de la Revolución) porfía por aniquilar los más ínfimos rescoldos de tradición española en el Principado de Cataluña, ha tenido lugar una fructífera reunión organizativa de los mandos del Círculo Carlista Ramón Parés y Vilasau, latente durante el último año mas no inactivo, a fin de impulsar y promover en tierras catalanas la restauración de la Monarquía católica de las Españas.

En ella, tras reseñar lo más destacado de las reuniones importantes más recientes, habidas en la sede de la Comunión Tradicionalista y recordar brevemente los últimos comunicados de la Secretaría Política de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón, referentes a esa comedia de las urnas acaecida el domingo día 10 del corriente mes, llamadas vulgarmente elecciones a Cortes (sin que quede a nadie claro qué se elige ni dónde estén dichas Cortes), y dar razón de ellos, se disertó breve y eficazmente sobre los medios más conducentes de difundir en el Principado la doctrina carlista, ora con la publicación de los clásicos del tradicionalismo español, ora con su difusión en las futuras sesiones del círculo.

Continuaremos en los próximos meses con la ayuda de Dios las labores en defensa de la Causa de Dios, la Patria y el Rey, en las que esperamos avanzar poco a poco, pero firmemente, y que divulgaremos en la medida de nuestras posibilidades por cuantos medios tengamos a nuestro alcance
.